Cuéntanos tu historia

Pues bien, una vez llegados a este punto, es el momento de cederos el turno de palabra.

“CUÉNTANOS TU HISTORIA” es un espacio abierto que busca dar voz a todo aquel trabajador, padre, madre, empresa colaboradora, escuela etc. que tenga algo que contar acerca de Gesocio Campamentos.

Si te has visto afectado por la mala praxis de esta empresa y quieres colaborar dejando tu testimonio, opinión o experiencia -puedes hacerlo de forma anónima si lo deseas-, estaremos encantados de leerla y poder ayudarte en todo aquello que esté en nuestra mano.

Estamos al tanto de que somos muchas las personas a las que esta empresa ha jugado una mala pasada, dos e incluso tres. Pero también queremos que esta empresa y su responsable estén al tanto de que sus malas prácticas no van a quedar en el olvido, de que somos muchos y no vamos a quedarnos callados.

17 thoughts on “Cuéntanos tu historia

  1. Hola a todos! Yo vengo a contar mi historia. Como otros tantos yo también estuve de monitor en prácticas en este campamento. Como todos, tuve que vivir y trabajar durante 10 días en unas condiciones que dejaban bastante que desear y aun así luché y trabajé dando lo mejor de mi. Nos exigían trabajos que no podíamos hacer por falta de material, hizo mal tiempo y los días que parecía que salía un poco el sol los niños no iban a la piscina por ordenes de arriba, un 70% de las actividades que ofertaba el campamento no se pudieron realizar por falta de material o deterioro del mismo y esto entre otras muchas cosas. Por las condiciones en las que nos escontrabamos los monitores (dormiamos en una caseta de obra sin baño, sin calefacción com temperaturas de 5 grados por la noche, levantandonos a las 8 y acostandonos a la 1 como pronto y más cosas) un compañero y yo enfermamos y aún enferma, con fiebre nunca dejé de trabajar, de ocuparme de los niños. Cuales fueron mis sorpresas al terminar mis prácticas? En primer lugar que había cogido una bacteria estomacal que aún a día de hoy lucho para eliminar y en segundo lugar que mis prácticas no estaban firmadas dándome como explicación una acusación hacia mi persona totalmente falsa. Conclusión todo el sufrimiento, las horas de esfuerzo, la dedicación… no había servido para nada.

  2. Hola. Yo estuve de prácticas en el albergue. La experiencia no fue mal, pocos chavales y bastantes monitores. Me dejó buen sabor de boca. Y sí, se me firmaron las prácticas sin problema. Pasa el tiempo y la coordinadora nos llama que si queremos hacer el curso de NEE necesario para poder trabajar en Castilla y León con personas con discapacidad, puesto que durante el verano habían tenido inspecciones y los monitores no tenían el título necesario. Fuimos creo durante dos fines de semana a gastos pagados y bueno, nos dieron el título falseando las prácticas porque nadie las realizó.
    Tras esto, estuve trabajando durante el verano 15 días. Los ratios para discapacitados no se cumplían con los monitores, el albergue no era seguro para ellos, faltaba material, no se tenía la suficiente información de lo que le pasaba a cada chaval, se vivieron situaciones peligrosas de acabar en el hospital… Todo el rato había que estar pasando fotos por wassap a Carlos para enviarlas a las familias… Había una extraña necesidad por demostrar a cada rato que sus hijos o familiares estaban felices… Una vez allí, te das cuenta de las carencias, pero estoy segura de que cada uno de los que hemos estado trabajando hemos dado todo y más por esos chavales. De hecho, lo mejor que me llevé de allí fue a los chavales, que son los que menos culpa de esto tienen, y a los monitores. Tan solo estuve 15 días pero en esos días vi como una monitora de prácticas se volvía al 2º día de estar allí a su casa porque no le gustó lo que vio. Y, otras dos que había se les propuso continuar una vez acabadas sus horas y ambas dijeron que no.
    Ha pasado más de 1 año y nadie se ha puesto en contacto conmigo para pagarme ni nada. Recibí el contrato, y la nómina, por correo, pasado un mes o así, no recuerdo. Conforme pasaron los días me entero de la situación que hay; hay más monitores en la misma situación que yo, y no solo de este mismo año. Y ya, empiezo a indagar por la red y a darme cuenta de que no iba a cobrar.

    La verdad es que CAMPAMENTOS PARA TODOS fue una gran desilusión, no en cuanto a monitores ni coordinadora, sino a las condiciones en las que se estaba con los chavales, ya que, además todos tenían necesidades educativas especiales, por lo que la seguridad en este aspecto se debería de tener más en cuenta.
    Realmente lo peor de todo es el desconocimiento de los padres o familiares que los mandan allí, a veces desde lugares bastantes alejados de la geografía española, por lo bien que se vende el campamento en su página web, sin saber la situación y el estado de los monitores que tanto cuidan de sus hijos, hermanos, etc, ni de las instalaciones.

    1. Buenas, la verdad me sorprende ver que tu caso se parece bastante al de muchos otros monitores que trabajamos allí, que dormiamos las mismas pocas horas en la misma caseta de obra…
      Yo curré hace dos años allí y, por suerte cobré mi sueldo, pero tengo compañeros ue no y a pesar de ello y de ver las condiciones y la mala gestión y la publicidas falsa que se hace del campa sigo queriendo cerrar ese sitio.
      Me llevo también a los monitores y a los niños que por no ser de Madrid no volveré a ver.
      Estuve indagando por la red y carlos tuve antes otra empresa q cerró y que por lo visto fue por algún tema de este estilo, la empres era algo así como xtreme aventura o algo, pero no solo eso, este personaje estuvo al cargo de la estación de esquí que hay cerca de allí y tuvo que cerrar!
      Lo peor de todo, a parte del trato que recibiamos tanto de Carlos como de la coordinadora era saber que no podíamos hacer nada.
      Por suerte los niños se lo pasaban en grande y no notaban nada, cosa q tambien me fastidia.
      En definitiva, todos nos llevamos una mala experiencia (compensada con otras cosas) de allí.
      Espero y deseo que todo llegue a buen puerto.
      Un saludo y ánimo.

  3. Hola! Yo realicé mis prácticas en el albergue, con gente discapacitada. Sólo tenía que estar 5 días, al acabar estos la coordinadora y Carlos nos insistieron a otra chica y a mi que si podías quedarnos cinco días más porque necesitaban gente y nos pagarían “algo” por ello. (Mentira) A pesar de dudar decidimos quedarnos.
    Las condiciones en las que dormíamos eran horribles, habitaciones prefabricadas con apenas ventilación en las que a medio día te morías de calor y por las noches te congelabas, sin ningún tipo de aire o calefacción. El baño que teníamos dentro de la “habitación” tenía un límite de agua que se acababa con ducharte dos veces y lo volvían a llenar cuando les venía en gana, así que para poder ducharse aprovechábamos sin más remedio a ducharnos después de duchar a los chicos deprisa y como podíamos, al igual que ir al baño.
    También destaco las condiciones de la piscina, la cual tenía el agua más blanca que he visto en mi vida, no se veía el fondo.
    Considero que el albergue no es seguro para este tipo de personas, faltaba material o estaba deteriorado, cuando llegamos no nos dieron ningún tipo de información para conocer el cuidado o las necesidades que debía tener cada uno de ellos, es decir, que conocimos que tipo de patología tenía cada uno por las experiencias que teníamos con ellos.
    Sino hubiera sido por los demás monitores y los chicos no hubiera durado allí ni dos días.
    No recomiendo ni a los padres ni a gente que quiera trabajar en dicho campamento el ir allí.
    Un saludo.

  4. Yo también he trabajado aquí. Por supuesto que no me ha pagado lo que me debe, a pesar de las contínuas insistencias por mi parte durante el año pasado y el presente. Durante julio y agosto nos decía que nos pagaría en septiembre. Septiembre llegó, y no tenía ningún dinero ingresado en la cuenta. Cada semana que le llamaba o le escribía me decía “..para la semana que viene..”, luego “..dentro de dos semanas..”, y así sucesivamente, haciéndonos creer que si que íbamos a cobrar. Cada día ponía una excusa nueva, que le debían dinero, que la subvención no había llegado..Supongo que con esa táctica pretendía aplazar nuestras inevitables denuncias para que finalmente no se produjeran. Tengo que decir que le creí, porque una de las veces, tras muchas llamadas y mensajes de desesperación (estaba en una situación económica, y sigo en ella, bastante grave) logré que me ingresara 400 euros, pero a costa de insistirle como si en realidad me estuviera haciendo un favor. ¿ Por qué tengo que llegar hasta este punto si lo que pido es ni mas ni menos que lo que me corresponde?
    Hasta que llegó el punto en el que me mintió. Yo seguía insistiendo e insistiendo, y ya en diciembre mandó un mensaje diciéndome que me había ingresado otros 400 euros. Era MENTIRA. El lo sabe perfectamente, es muy fácil de comprobar que esos 400 euros nunca llegaron a mi cuenta. Ahí me di cuenta de lo que tenía que hacer: denunciar. Y así fue. A partir de ahí, empezó la otra etapa de la historia: hacerme creer que no cobraba porque le había denunciado y entonces ahora tenía que ser un juez el que decidiera. En definitiva, hacerme sentir culpable y responsable de no haber cobrado, y eso me pareció ya cosa de ciencia ficción.
    Según él, dice que hay gente por ahí que le está haciendo la vida imposible, no se cómo ni de qué manera, pero la cuestión es que terminó amenazándome a mi e indirectamente a esos supuestos malechores, diciéndome que no iba a dejar títere con cabeza, que al que se atreviera a hacer algo en contra de él lo iba a denunciar y que incluso pediría cárcel si se declaraban insolventes. Que si yo no hubiera denunciado nada de esto habría pasado. Además de no cobrar ni un duro después de darlo todo por los chavales en el campamento, te amenazan y te vienen a decir que si no has cobrado es por culpa tuya. Increible..no? Pues así es la cruda realidad. Ni más, ni menos.
    Esta es la parte económica del asunto, pero aquí también entran en juego otras cuestiones, y es que estamos hablando de una empresa que se trabaja con NIÑ@S, la mayoría de ellos con necesidades especiales, muchos de ellos con discapacidades intelectuales agudas, y en ningún momento se nos daba a los monitores información acerca de cada uno en particular, por lo que a veces resultaba complicado atenderlos correctamente. La ratio relgamentaria en muchas ocasiones no se respetaba por lo que, aunque intentaba dar lo máximo de mí, era dificil atender sus necesidades como es debido. A veces había más monitores de prácticas que titulados. En cuanto a las condiciones en las que estábamos, los monitores dormíamos en unos casetos de obra en literas, con el baño estropeado y un olor terrible, en el rato que teníamos de descanso nos resultaba imposible hacerlo allí, ya que el calor era insoportable, y por las noches todo lo contrario. Varios compañeros se pusieron enfermos, y aún así siguieron trabajando. La comida deja mucho que desear, más bien, deja todo que desear. Nada que ver con la comida “variada y equilibrada” que anuncian en la página web. La peor calidad y más barata que se pueda encontrar en el mercado.
    La piscina.. que estaba clausurada a raíz de una inspección, ahí seguía funcionando a pesar de todo.
    Son tantas cosas, que no se por dónde empezar ni por dónde terminar, sinceramente..
    Solo espero que se haga justicia, y no siga estafando a los trabajadores ni engañando a las familias.

  5. Yo hice mis prácticas de monitora en 2013, pero no estuve en el albergue, sino en una casa rural de al lado, aunque a veces ibamos a hacer actividades allí.
    Éramos cuatro personas, dos tituladas y dos de prácticas para unos 25 discas, algunos menores y mayores. Una locura en un espacio muy reducido. La casa rural como tal estaba bien, pero en absoluto para tanta gente y menos discapacitada.
    Habían desmontado el salón y habían montado dos literas y para dormir por las noches echabamos colchones al suelo. En otra habitación donde había tres camas echábamos dos colchones más porque había espacio, y en el resto de habitaciones era imposible meter nada más tres eran para discas y otras dos para cocineros y monitores. En una habitación de los discas había cama grande y alguno se quejó por compartir cama, decia que el otro le daba patadas. Y en la habitación de monitores también había que compartir cama, y eso era tener suerte porque los que hacían guardia dormían en los sillones de un salón con el suelo lleno de discapacitados, que yo alguna noche casi piso alguno.
    Esta casa tiene una propiedad muy grande pero en absoluto apta, pues se llamaba El bosque, porque es un bosque de encinas. Un día a un chico le dio un ataque y se puso a partir ramas y árboles y cuando conseguimos pararlo tenía las manos ensangrentadas. La piscina que tenían estaba llena de agua podrida que sólo atraia bichos y no nos podíamos meter. Casi nunca nos daban permiso para ir al alberguea la piscina porque había un campamento de niños, eran muchos, o no se podía, siempre nos ponían excusas, y acabábamos haciendo guerras de globos de agua o a manguerazo limpio del calor que pasábamos. De los chicos apenas teníamos fichas con que guiarnos, más que nada sus datos, la cartilla del médico, y la medicación que tomaban. Y tenían crisis constantemente, y el efecto bola de nieve era devastador. No sabíamos a veces por donde andábamos, y menos mal que los compañeros nos ayudábamos, pues lloré más de una vez por lo que vi. Incluso comenzamos a tomar apuntes sobre ellos para intentar organizarnos y recopilar lo que íbamos descubriendo. No podíamos ducharlos todos los días, era imposible, teníamos tres baños, de una ducha y uno era nuestro. No había tiempo material para ello y nos dijeron que un día unos y al siguiente otros. El material era de risa, constantemente pedíamos cosas al albergue y venían cuando les daba la gana traerlas. No se que problemas empezó a haber en el albergue con los cocineros que nos traían la comida cada vez a una hora, una vez se les olvido traernos la merienda.
    Se nos rebosó la fosa séptica y se inundó la parte de atrás literalmente de mierda y yo me fui y así seguía aquello.En definitiva fue horrible. Yo no he visto cosa igual. Era imposible mantener las pertenencias de los discas ordenadas, se comía en el exterior montando mesas porque dentro era imposible. Un día llovió y comimos en el porche por turnos. Y por supuesto cada vez que hacíamos una actividad nos decian que echásemos fotos buenas, que reflejasen felicidad y no se viese a los discas descuidados. Que los discas durmiesen en el suelo o no se duchasen a diario en julio no les importaba tanto. No aconsejo a nadie que deje a sus hijos o familiares en manos de esta persona.

  6. Yo estuve allí en un respiros familiares. Fue una semana santa típica, de esas que no para de llover. Algo que ya de por si resulta agotador, pues al no poder salir, todos nos ponemos un poco más tensos, no se libera la misma energía y los conflictos y las crisis eran continuos.Además he de decir que hacia bastante frio. Algunos discapacitados, un grupo de ellos que eran más mayores, se llegaron a quejar incluso. A pesar de tener calefacción en todas las habitaciones, y un depósito de gas fuera del albergue, según nos explicó la coordinadora, este estaba roto, y la caldera iba con bombonas, y eran muy caras, se nos iba el presupuesto. Pusimos dos radiadores eléctricos en cada habitación, en el comedor y la sala de actividades había dos estufas de leña. Siempre había algún mayor allí encargándose de alimentar al fuego. Por supuesto para ahorrar gas no se duchaba a los discapacitados cada día, cosa que para algunos puede no importar pero para otros que babean o se hacen sus necesidades encima, no es adecuado. En el fondo hay que decir que te daba más pena ducharlos por el frío que hacia en el albergue, no conseguimos calentarlo en todo el puente. Una de las discapacitadas se le ocurrió una noche poner la ropa a calentar en un radiador para que no estuviese tan fría, casi salimos ardiendo, menos mal que el olor del tejido alertó al monitor de guardia que aún estaba despierto. Además la lluvia causó grandes goteras en la sala de actividades.
    Tengo que decir que yo al tal Carlos ni le vi por allí. Y que cobré, me costo lo mío, casi tres meses,y bastantes conversaciones con la coordinadora pero cobré. Se de un compañero que jamás lo cobró, y que cuando se puso digamos un poco exigente y borde, Carlos y le dijo que no le pagaban por hablar mal a la coordinadora. No denunció porque tampoco firmamos contrato y no había manera de demostrarlo.

  7. Leyendo vuestra web me indigno…como puede esta persona decir que no paga a los monitores xq no hicieron bien su trabajo? Yo me trague tres campamentos seguidos de niños verdes hace dos años y sólo he conseguido cobrar una parte, si no le gustaba mi trabajo, que para las condiciones del albergue y los materiales que teníamos fue más que impecable, me hubiese echado al primer reemplazo.
    Leyendo las historias de los compañeros me indigno aún más. Parece que con todos usa técnica s parecidas, te paga un poco tras prácticamente suplicar, como el compañero W.w bien dice. Yo también estaba en una situación complicada y al final llegué a tener palabras acaloradas con la coordinadora que paso de cogerme el teléfono y me remitió a Carlos. También me hizo el engaño de “ya te lo ingrese” y al ver que no era así, insistí al día siguiente y me dijo que al ser distinto banco tardaba dos días, cosa que como comprendí después, era mentira. Al final conseguí que me ingresara un poco más, pero una cifra nada cercana a lo que se me debía, por lo que tube que empezar otra vez con las llamadas. Esta vez Carlos me dijo que el me había ingresado lo que le había dicho la coordinadora, que si estaba en desacuerdo hablase con ella. Vuelta entonces a hablar con la coordinadora con quien volví a tener palabras mayores, aunque finalmente admitió que se le había transpapapelado un campamento. Al final, el resto no lo cobré según Carlos por mi falta de respeto con ella.
    El dinero que me deben, ya lo he dado por perdido, pues denuncié y ni se presentó al juicio y x supuesto es insolvente, pero leyendo a W.W he dado con la clave, pues como bien le dijo Carlos, si se declara insolvente, porque no pedir cárcel. No bastan 20 denuncias para meter a este hombre entre rejas? Así porlo menos no recuperáremos el dinero pero nos aseguraremos de que no vuelva ha hacerlo nunca más, ni el deber dinero, ni enriquecerse a costa de los más necesitados. Porque el tema de la comida, las instalaciones en pesimo estado y la cantidad de irregularidades que se cometen en ese albergue es también un tema muy serio.

  8. Yo trabajé durante una decena en el albergue, con chavales verdes. Los que tenían discapacidad estaban en la casita de Riaza así que apenas coincidí con ellos. Únicamemte estuve con algunos a su llegada al campamento y con otro el día que fuimos al parque multiaventura De pino a pino en la sierra de Guadarrama.
    Por cierto, hace poco tuve ocasión de hablar con los responsables de De pino a pino, y me contaron que Carlos del Rey TAMBIÉN LES DEBE DINERO…lo correspondiente a todos los chavales de todo un verano ni más ni menos…

    Bueno, antes de empezar con mi historia, tengo que decir que lo que he leido en esta web del trato que reciben los pobres chavales con discapacidad me indigna sobremanera y me parece totalmente injusto tanto para ellos como para sus familias que hacen un gran esfuerzo económico por llevarles allí cada año…CÓMO ES POSIBLE que una persona, que supuestamente vende un ocio inclusivo y oportunidades para todos en su página web, tenga la jodida poca vergüenza de tener a los chavales en esas condiciones…Es denigrante y un auténtico insulto a la moral humana…Mira que hay que ser ruín para hacer algo así y más con los chavales que no tienen culpa de nada…Yo solo digo que al final a cada cerdo le llega su San Martín…

    Durante mi estancia allí, tuve más o menos las condiciones que ya se han comentado por aquí…dormiamos en la famosa caseta de obra, con el baño atrancado e inutilizable porque estaba lleno de mierda (literalmente). Así que imaginaros cómo olía…calor extremo por el día (alimentando el olor a pocilga) y un frío del polo por la noche…La dieta sana y equilibrada de la que hablan en su página web se resumía básicamente a ensaladas con salchichas frankfurt y restos varios de otras comidas y a sopas de estas que son polvos de los que crecen champiñones radiactivos…super nutritivas vamos y maravillosas para soportar el calor…los niños se quejaban cada día de la comida…Bueno y los bocadillos de la merienda con tres rodajas de chorizo por bocadillo no se fueran a empachar…Otra cosa que me molestaba era el derroche en platos, vasos y cubiertos de plástico, TODO se usaba de plástico y se tiraba al acabar las comidas…vamos que escatimaban en comida para gastárselo en plástico y no tener que fregar, lamentable…Ah y luego por las noches, Carlos, gran jefe y predilecto amigo de todos, a veces se ponía a darnos charlas que duraban horas o a enseñarnos a hacer nudos de escalada a las dos de la mañana…total que al día siguiente todos reventados…supongo también que por eso lo hacía, para que no le diéramos mucha guerra y pudiera campar por ahí haciendo el mal a sus anchas…

    Durante el campamento todos los monitores tuvimos encontronazos con este tipo: a un monitor le acusó de robar y a medio campamento le puso a cargo de un grupo de chavales distinto al suyo sin motivo alguno desestructurándolo todo porque sí, a otros nos desautorizaba delante de los chavales, día sí y día no nos llamaba al despacho para echarnos la bronca por cosas aleatorias y a mí incluso me llegó a levantar la mano una vez…menos mal que mis compañeros salieron en mi defensa y me apoyaron…si leéis esto amigos y aunque ya lo sabéis, GRACIAS DE CORAZÓN :). Después de esa situación tan violenta y desagradable por la que tengo que reconocer que lo pasé fatal, estuve a punto de marcharme y de poner una denuncia de camino en el cuartelillo de la Guardia Civil…pero al final me quedé, por mis compañeros y por los chavales…que al final es lo único bueno que te llevas de allí, el resto, al igual que la caseta de obra, APESTA. La verdad es que no me arrepiento de haberme quedado aunque sí de no haber denunciado a ese tipejo…

    A parte de esas cosas el campamento transcurrió más o menos con “normalidad”…Ah bueno no, un día nos obligó a meter dos piraguas en la piscina mientras los niños se bañaban y casi se ahoga una niña…y la dirección que ponía en mi contrato era falsa…en Paseo de la Castellana donde decía tener la empresa hay una embajada latinoamericana…
    Bueno el caso es que yo me fui de allí aliviada porque no volvería a tener que tratar con el señor Carlos en mi vida, hasta que fueron pasando los meses y ni yo ni ninguno de mis compañeros cobrábamos. Le escribí varias veces por Whatsapp y siempre decía que estaba poniendo al día la situación y que en breve nos llegaría todo el dinero…luego nos desadmitió del Whatsapp y a mi al menos me bloqueó también las llamadas…le enviaba mensajes de texto y no me contestaba (a todo esto igual había pasado ya medio año desde que terminé de trabajar). Siempre fui educada con él y mantuve las formas en todo momento, tanto para pedirle el dinero como durante el campamento, incluso cuando me levantó la mano…y lo único que yo quería era cobrar y olvidarme de él para siempre pero no había manera…transcurridos los meses consegui hablar con él por teléfono un par de veces y me dijo que nos tenía desadmitidos a todos de Whatsapp y de las llamadas porque se avergonzaba de su supuesta pésima situación económica (y digo supuesta porque además de tener un cochazo y un pedazo de móvil vive en una de las zonas más ricas de Madrid). Me dijo también que todos mis compañeros ya habían cobrado, que le mandara un e-mail con mi número de cuenta, que yo era la próxima y que no me preocupara (cuando yo sabía de sobra que NINGUNO de mis compañeros había visto un duro). Me dijo también que no sé qué monitores habían ido a saquearle el albergue encima de que ya habían cobrado, que le estaban haciendo la vida imposible y que habían creado un Facebook para decir mentiras sobre él en las redes sociales así que les iba a denunciar a todos y a donar el dinero que les sacara a una ONG xDDDD (esto me hizo hasta gracia) porque no quería su dinero para nada…entonces le dije que lo podía usar para pagarme, por ejemplo…y me dijo que claro que estaba hasta el cuello de deudas, que no llegaban las subvenciones de los discas…bueno mil mierdas…

    Hasta que un día me escribió y me dijo “ahí te va un pago de 150€”, pago que por supuesto JAMÁS LLEGÓ, me bloqueó de nuevo por todas partes y no volví a saber nada de él hasta que le llegó la notificación para el juicio por la demanda que le había puesto, que me llamó pero no se lo quise coger puesto que ya le había llamado mi abogado y no había querido hablar con él…

    Conclusión TODO MENTIRAS para no pagar y excusas absurdas para luego declararse insolvente ante el juzgado, no soltar ni un euro y hacer reformas en el albergue como por ejemplo ha hecho este año, con NUESTRO DINERO…no sólo el de los trabajadores, sino el de las familias que pagan un pastón para que este tío esté rateando en la comida de sus hijos y encima no pague a las personas que se dejan la piel en cuidarlos…

    Resumiendo, que esta situación es VERGONZOSA, que la actitud de este señor es DESPRECIABLE, que engaña a las familias, a los trabajadores, a las empresas con las que colabora…LE DEBE DINERO HASTA AL APUNTADOR!! y ya hemos visto como trata a los críos que más ayuda necesitan…Jamás le recomendaría a nadie que mentuviera ningún tipo de relación ni laboral ni personal con este señor…y ojalá le cierren el chiringo porque una persona así no la más adecuada para responsabilizarse de un grupo de chavales…

    Sinceramente, su campamento, sus instalaciones, los servicios que presta, los materiales, las actividades, el trato que da a los chavales y a los trabajadores y él como persona, dejan mucho que desear…

  9. Hola, buenas tardes a todos. Mi historia es muy semejante a la de mis compañeros, estuve viviendo 10 días en el albergue pero me gustaría comentar algunas cosas como por ejemplo….
    De la primera cosa que me gustaría hablar es del trato hacia los monitores. El director del albergue, es decir, Carlos nos trataba fatal con faltas de respeto e intentando quedar por encima de cualquiera por ejemplo viví una riña entre una monitora y Carlos en la cual carlos estalló delante de los niños levantándose y levantando el brazo como signo de amenaza no obstante al ver aquello los compañeros nos dimos cuenta y acto seguido hicimos lo posible para calmar a Carlos.
    También he de decir que , en mi opinion , Carlos trataba dar la mejor imagen jugando con los niños, ya que, en los días que se destinaba a llamar a los niños se les daba opción a piscina para para que contasen a sus padres lo bien que se lo pasaban. Por ejemplo. ..hubo varios días de sol los cuales carlos nos prohibió la piscina lo cual no entendimos y justo el día de las llamadas hizo un tiempo horrible y nos dijo :”todos a la piscina” lo cual no entendimos tampoco y por eso pienso que fue por dar buena imagen.

    He de señalar que Carlos no era consciente de un acto que hizo totalmente fuera de lugar. ..nos ordenó que metieramos una piragua de plástico duro en medio de la piscina , la cual era bastante pequeña para el tamaño de la barca. Por supuesto los niños se golpearon y empezaron a jugar con la piragua llegando a voltearla con una niña que se quedo atrapada en su interior que por supuesto la salvamos en cuanto ocurrió lo sucedido y posteriormente retiramos la piragua por ser un objeto potencialmente peligroso en una piscina pequeña.

    Me gustaría comentar que en el despacho de Carlos nos encontramos el final de un cigarro curiosamente hecho con papel de liar y boquilla de cartón enrollado…normalmente ese tipo de “cigarrillos” son conocidos por el nombre de “porro”.

    El lugar que nos destinaron a los monitores y al cocinero (9 personas) era un módulo muy pequeño de metal sin calefacción y sin aire con dos ventanitas , un baño (que se dejó de usar a los dos días) que rezumaba desechos fecales lo cual olía bastante mal .Carlos nos prometió que vendrían obreros a arreglarlo pero eso nunca sucedió , al igual que muchas cosas que prometía nunca se cumplieron.

    Pase frio por la noche calor por el día en nuestro modulo. Sentí que carlos nos “pisoteaba”. No me podía duchar agusto porque la ducha era enana no me gustaba dormir en el suelo cuando teníamos que hacer guardia, Muchas veces nos quedábamos con hambre porque no había suficiente comida (de hecho adelgace bastante).
    Considero que Carlos trataba a los niños como un negocio en el cual daba igual lo que se hiciera con tal de conseguir dinero ofreciendo unas calidades realmente pésimas porque ni siquiera había material decente.

  10. Hola a todos. El caso de mis compañeros es un poco diferente, ya que fue un campamento urbano de inglés de cuatro semanas con niños sin discapacidad, pero muchas de las cosas que se cuentan aquí me suenan familiares.

    Fue en uno de los dos campamentos que organizó en Barcelona en el verano de 2013. Las cosas empezaron a torcerse antes de que empezase el propio campamento, ya que la entrevista, y pese a que en la oferta de trabajo se decía que se requería un nivel de inglés muy alto, fue totalmente en castellano en casi todos los casos y no se pidió ningún tipo de título acreditativo del nivel del idioma. Además, no se especificó el sueldo en ningún momento a pesar de que en mi caso llegué a preguntar por el tema tres veces. Tras saber que contaban con nosotros para el campamento, se nos convocó en la escuela en la que se iba a realizar el domingo 23 de junio para que conociésemos las instalaciones y a los otros monitores. Ahí continuaron las sorpresas desagradables: nos comentan que no cobraremos hasta septiembre (la cantidad concreta seguía siendo un secreto), que los horarios que nos habían dicho han cambiado (más horas, claro) y que en lugar del 1 de julio, como se nos había dicho a todos en la entrevista, el campamento empezaba el 25 de junio, dos días después de la reunión. Ante esto varias personas se quejaron, a lo que la encargada de la empresa respondió diciendo que había más de cien personas interesadas en trabajar para ellos y que las condiciones ya se habían discutido en la entrevista (mentira) y que si no estábamos conformes podíamos irnos. Hubo un par de monitores que no llegaron a trabajar ni un día puesto que después de la reunión ya se les descartó por haberse quejado. Carlos vino después de la reunión y he de decir que pese a tener un tono algo chulesco que luego conoceríamos muy bien, estuvo correcto la mayor parte del tiempo. Esa fue la única vez que le vimos.

    Cuando empezó el campamento siguieron dándose incidencias, ya que el alta de la Seguridad Social no se hizo hasta la segunda semana y los contratos no se firmaron hasta mediados de la tercera. Curiosamente, en el contrato no figuraba el nombre de Carlos ni el de Gesocio, sino una empresa llamada Erebor Develops, a nombre de Lorena Cuellar, dedicaba al comercio al mayor y menor de artículos de regalo, entre otras cosas. Una vez más, tampoco se especificaba el sueldo, y estipulaba que había que trabajar 40 horas semanales cuando según el convenio de Cataluña no se pueden superar las 37,5. Al pedir explicaciones la encargada de la empresa contestaba con evasivas o directamente de muy malos modos. Nos consta que tanto el colegio como los padres estaban muy contentos con nuestro trabajo y que no sabían absolutamente nada del trato que nos estaba dando la empresa.

    A lo largo de septiembre algunos monitores cobraron cantidades en varios plazos, otros recibieron un único pago incompleto y otros se quedaron sin cobrar. Al pedir explicaciones ya os podéis imaginar lo que ocurrió: amenazas y mentiras por un lado, excusas por otro y promesas que luego no se cumplieron. Luego nos bloqueó o dejó de contestar al teléfono porque según su estado de Whatsapp estaba de vacaciones. Antes de que acabase el campamento quince de los monitores decidimos ponerle una demanda. Por supuesto, ni se presentó a la conciliación ni al juicio y ha seguido con sus fraudes y trampas.

    Me alegro muchísimo de haber encontrado esta página por accidente y que haya tanta gente dispuesta a parar de una vez a este personajillo. Somos muchos y ya no hay nada que pueda hacernos. Ánimo y a por todas.

  11. Hola, quería comentar que buscando información sobre CARLOS DEL REY, he dado con esta pagina y me he quedado de piedra, he trabajado durante unos cuantos campamentos, haciendo las camisetas, gorras y sudaderas y hasta ahora no había tenido ningun problema, pero este verano apareció la Srta. Susana a recoger el material y ésta vez no me pagó al contado quedando en pasar más tarde a pagar. No me ha pagado y veo díficil que lo haga, porque no hay forma de contactar con él, mi historia es la misma que la que he estado leyendo, llamadas y mensajes sin contestar y cuando una vez consigues que te responda, te promete que pagará en breve y ya no le vuelves a localizar.
    Si alguien sabe datos sobre él o sobre su localización, me puede mandar un privado, quiero que me diga a la cara que no me paga.
    Gracias.

  12. Hola, queria contar un poco mi experiencia. Yo trabaje para la anterior empresa que tenia este señor Xtremaventura, estuve en dos campamentos para personas con discapacidad (uno en verano y otro en un puente) en el año 2010.
    Ya desde la entrevista me engañaron ya que según decian los participantes eran todos muy muy autónomos, cosa que no era cierta del todo ya que cada participante tenia unas características diferentes.
    en el campamento de verano estábamos 10 monitores de los cuales solo 4 titulados el resto de practicas y dos personas mas que vinieron de apoyo, aun así la ratio no se cumplía ni de lejos.
    Las instalaciones estaban un poco descuidadas, en el comedor estuvo un cristal roto todo el verano, la piscina…. de aquella manera, el material un poco escaso.
    Las comidas, llegamos al punto que un día los monitores decidimos no comer nosotros para que pudiera llegar a todos los participantes, Carlos nos reunió diciendo que solo había pasado un día (cosa que no era cierta) y que no nos faltaría de nada (promesas vacías como siempre).
    El otro campamento al que fui era en invierno, estuvo nevando y no es que hubiese mucha calefacción.
    Yo si tuve la suerte de cobrar el primer campamento al que fui, pero el siguiente desapareció sin dejar rastro, no fue a la llegada a Madrid, no cogía las llamadas ni nada. Mas tarde cuando me entere que cambio de empresa llame en varias ocasiones a pedir lo que era mio, pero se ponía un chaval que trabajaba para el que solo sabia decir insultos.
    Para finalizar cuando paso un año y pico me llega una carta de la seguridad social con mi vida laboral donde aun seguía dada de alta en la empresa de este señor, teniendo que ser yo la que diera la cara para poder darme de baja.

    Me alegro que hayáis formado esta agrupación para poder defender los derechos de muchas personas que pueden estar afectadas por estas malas praxis. Muchas Gracias!!!

  13. Yo me puedo unir a todas estas declaraciones, de verdad que no doy crédito de todo lo que estoy leyendo, pero no se de que me sorprendo. En mi caso también me debe dinero y no poco, por lo menos para mi, y por supuesto he sufrido las malas prácticas de este señor y su empresa, falta de información, de formación, falta de comida, de calidad en todos sus aspectos, falta de respeto hacia los trabajadores, empresarios…pero sobre todo respeto a las personas con discapacidad, SI ESTOS/AS CHICOS/AS CONTASEN LAS COSAS QUE ALLÍ HAN VIVIDO NO DARÍAMOS CRÉDITO, pero siempre se aprovechará de los problemas de comunicación de algunos de estos chicos y chicas que no van a contar a sus padres muchas de las cosas, muchas de las mentiras que D. CARLOS DEL REY les ha vendido, ratios escasas (muy muy escasas), actividades inexistentes, servicios nunca prestados, accidentes y/o incidentes nunca desvelados…vamos VERGÜENZA MÁXIMA.

    Por favor máxima difusión para que llegue a familiares y profesionales. Y gracias por la iniciativa, una iniciativa tan necesaria que es super importante que llegue a mucha gente para poder frenar todo esto.

    Gracias y ánimo

  14. Leyendo una entrada a facebook, he pensado en contestar.
    Yo fuí una de esas personas sin contrato, a la cual las mentiras eran constantes. Por supuesto no cobré y como no miles de mensajes, email, llamadas que no se contestaban o me contestaba con falsas esperanzas, mentiras… Otra cosa que se le daba muy bien y por lo que veo se le da, es meter mierda con la gente, con su equipo, no le interesa que se lleven bien entre ellos, o como él dice que hagan piña, por no decir de cuestionar la calidad profesional de los GRANDES PROFESIONALES que por allí han pasado.

    Por favor que la gente mire bien donde lleva a sus hijos, y donde va a “trabajar”

  15. A mi grupo le paso la misma historia pero esta vez vivido desde el grupo de los niños/@ muchas de las actividades que estaban planeadas al visitar el sitio no estuvieron cuando fuimos al campamento la comida era escasa tanto para los niños como para los monitores las “habitaciones ” eran unas caravanas en las cuales el agua no funcionaba y el calor era insoportable y las camas se caían a cachos despues de una rutina de 2 horas de ida y otras dos de vuelta los unicos alimentos que recibimos fueron unos bocadillos de queso fresco con tomate (medida de perrito caliente), a la piscina la cual supuestamente iriamos todos los dias solo fuimos el ultimo dia por las fotos y los monitores los cuales realizaron un trabajo perfecto y con un trato perfecto hacia nosotros fueron menospreciados delante de nosotros y sufrian el abuso de poder de CARLOS y como ultimo y mas indignante a mi pensar fue que muchos de los objetos de mis compañeros dinero…. nunca fue devuelto a sus propietarios al finalizar el campamento muchos de los padres reclamaron los objetos de sus hijos y no recibieron respuesta no recomiendo nada a este señor al que le podria calificar de LADRÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *